pedro pablo cubells
pedro pablo cubells
pedro pablo cubells
portal de ingeniería y consultoría de Domotica avanzada y Hogar Digital. Domótica Viva.com
Tienda Domotica y Tienda del Hogar Digital
introduccion a la domotica y al hogar digital. ¿ Qué es domótica ?.
noticias del mundo de la Domotica y del Hogar Digital
demo domótica

Página Principal    |    Nuestra Tienda    |    Ultimas noticias    |    Entre en el Mundo de la Domótica    |    Solicitar Presupuesto    |    Anunciarse    |    añadir a favoritos

 


Rascacielos La Llum, proyecto del arquitecto Luis de Garrido, claro ejemplo de diseño de rascacielos sostenible y bioclimático

 


La Llum se proyectó para el concurso internacional de la zona cero en Manhattan (703 m.) y se simplificó en altura y equipamientos para Valencia (501 m.). La historia del rascacielos “La Llum” se inicia en septiembre del 2001, cuando se cierra el plazo de un concurso internacional de arquitectura que tiene por objetivo la ordenación del bajo Manhattan en Nueva York, como consecuencia del desastre ocurrido un año antes. Un ejemplo que muestra como incluso un rascacielos puede ser extremadamente sostenible y bioclimático, si se diseña como tal.

 

 

Por: Domótica Viva

    Enviar a un amigo  Enviar a un amigo  |   Imprimir página

 

 

"LA LLUM"

“…… construir la luz de una vela”

                     

El concurso fue la ocasión propicia para que Luís de Garrido desarrollara con detalle sus ideas para lograr un hábitat radicalmente sostenible en edificios de gran altura, incluyendo todos los sistemas conocidos para garantizar el bienestar y la seguridad de sus ocupantes.

Además de dar respuesta a todos los condicionantes del concurso, el proyecto de Luís de Garrido se autoimpuso un conjunto adicional de condicionantes a los cuales dar una respuesta óptima. En este sentido el diseño de los futuros rascacielos deberían cumplir: 

  1. Diseño 100% sostenible

  2. Diseño bioclimático extremo

  3. Edificio inteligente por su diseño flexible y altas tecnologías

  4. Fachada multimedia

  5. Parecer mucho mas bajo de lo que en realidad es (del punto de vista del peatón)

  6. Flexibilidad extrema (facilidad de hacer cambios sin obras)

  7. Favorecer trabajo en casa y llevar el hogar al trabajo

  8. Seguridad extrema frente a incendios e impactos aéreos

  9. Facilidad de evacuación

  10. Crear una nueva y original tipología de rascacielos-torre de telecomunicaciones

La Llum en Manhattan

La respuesta que se propuso para la ordenación de la zona cero y del bajo Manhattan tenia su estandarte en un par de torres completamente iguales (740 y 750 m. de altura) interconectadas entre si a la altura del gran bulbo azul (compuesto por oficinas y apartamentos).

Cada uno de los dos rascacielos estaba compuesto por tres partes: la parte baja (bulbo rojo) dedicado a oficinas y viviendas y el cuerpo superior, formado por cinco troncos de cono azulados dedicado a oficinas, y la parte alta dedicada a los sistemas de telecomunicaciones.

Lo más característico del edificio es que la estructura portante es exterior con el fin de asegurar la flexibilidad extrema en el interior, y asegurar una protección total ante incendios. La malla estructural exterior posee una forma sensual que recuerda las sutiles formas de la llama de una vela, proporcionándole un carácter etéreo, y una ligereza nunca antes lograda en ningún rascacielos. Esta malla estructural exterior tenia además otro conjunto adicional de ventajas: resiste los esfuerzos de torsión del edificio, resiste perfectamente las enormes velocidades del aire en los estratos altos de la atmósfera (recuérdese que los rascacielos tienen una altura de 750 m.), y disminuye el movimiento de la parte superior del rascacielos (que aunque destinado tan solo a sistemas de telecomunicaciones, no se deseaba que tuvieran mucho movimiento).

Los dos rascacielos estaban interconectados por medio de pasarelas horizontales, con el fin de proporcionar una segunda vía alternativa de evacuación, en caso de un desastre.

Por ultimo, el Skyline que proporcionan la pareja de rascacielos a la ciudad de New York es de una fortaleza sorprendente.

De los 270 proyectos presentados al concurso de ideas para ordenar la zona cero y el bajo Manhattan de Nueva York, el diseño de “La Llum” pasó a la segunda ronda (con el puesto numero 17), pero no a la tercera (en la que quedaron 5 finalistas).

La Llum en Valencia

Propuesta de ordenación urbana ultra sostenible

Dados los logros obtenidos en el diseño de “La Llum” para Manhattan, Luís de Garrido continuó explorando sus ideas para lograr un nuevo hábitat sostenible, y ofreció a la ciudad de Valencia la ordenación de un área importante de la ciudad: el área comprendida entre la Ciudad de las Artes y de  las Ciencias y el barrio de Nazaret.

El objetivo era mostrar a los ciudadanos de Valencia como se puede lograr un elevadísimo aprovechamiento urbanístico (o lo que es lo mismo, la misma oportunidad de negocio), pero basado en unas premisas 100% sostenibles. Por ello Luís de Garrido ofreció una ordenación basada en tipologías de casas semienterradas (hasta 4 alturas), y un rascacielos de 501 m. de altura (La Llum).

El conjunto lograba las mismas cotas de aprovechamiento urbanístico que actualmente tiene el plan general de ordenación urbana para esa misma ciudad de Valencia, solo que era 100% sostenible y ofrecía una alternativa radical en la ordenación urbana de la zona.

La nueva trama urbana

El objetivo de la nueva trama urbana propuesta para esta parte de la ciudad básicamente consiste en retomar la prácticamente extinguida huerta Valenciana. Por ello Luís de Garrido propone un eje de comunicación norte-sur que conecta los accesos de la ciudad por el sur. De este eje surgen de forma sinuosa, un conjunto de edificios longitudinales de baja altura y semienterrados, en dirección este-oeste. El conjunto asemeja las ramas de  árbol o el crecimiento de helechos…

Los edificios semienterrados al norte ofrecen las fachadas al sur, lo que le confiere su carácter bioclimático extremo, y garantiza que las viviendas resultantes no necesiten si calefacción, ni aire acondicionado. Por otro lado, la zona semienterrada del conjunto se aprovecha para las vías de circulación rodada, circulación en bicicleta, y circulación peatonal, al mismo tiempo que sirve de espacio para aparcamientos de los vecinos de la zona.

De este modo, un peatón que circulase por la rivera del río Turia (parte norte de la ordenación) no vería edificio alguno, salvo el rascacielos, solo vería unas dunas sinuosas de espacios verdes y huertas….como si no hubiera nada edificado. La misma impresión se tiene si se ve el conjunto desde el aire, ya que las cubiertas de los edificios son ajardinadas. La misma tierra que se extrae para construir, es la tierra que se necesita para construir los peraltes de la zona norte de cada conjunto. Solo la parte sur delñ conjunto posibilitaría observar los huecos acristalados de los edificios semienterrados.

La ordenación resultante intenta declarar que el recurso más escaso que tenemos es el territorio, y que las antiguas estrategias para ordenarlo se vuelven caducas día a día, y solo sirven para canalizar la especulación y el negocio de la ciudad, pero no para satisfacer las necesidades del ciudadano y las del planeta.

El Rascacielos La Llum: una ciudad vertical autosuficiente

El único edificio visible del conjunto seria un rascacielos de gran altura. O lo que es lo mismo, la ordenación sugiere que dejemos el territorio prácticamente virgen, y se concentre la edificabilidad en edificios semienterrados, sin ningún tipo de impacto visual, y en un edificio de gran altura (con las ventajas económicas y ecológicas intrínsecas).

Por ello es edificio debe ser muy atractivo, y debe permitir que sus habitantes tengas todas sus necesidades cubiertas. Más que un rascacielos, “La Llum” es una ciudad vertical autosuficiente, y como tal debe diseñarse.

Por ello, y entre otras muchas características, “La Llum” tiene las siguientes:

Símbolo de Valencia

Es evidente que un rascacielos de 501 m. se convierte en el símbolo de Valencia, por ello, se hacer ciertos retoques en el diseño del rascacielos original para la zona cero de Manhattan y se hace mas delgado, estilizado y elegante. Además, se refuerza el color rojo del bulbo interior y el azul de los troncos de cono superiores para simbolizar la connotación de fuego y luz que tiene la ciudad de Valencia.

Resistencia al Fuego

El rascacielos ha sido diseñado para lograr la máxima protección frente al fuego. La estructura portante de acero es exterior al volumen habitable del edificio y separada por una doble piel de vidrio. En caso de propagarse un incendio en el interior del edificio, éste queda bloqueado por una doble piel de vídrio antes de llegar a la estructura exterior, que queda intacta, asegurando la estabilidad extrema del rascacielos..

Torre de telecomunicaciones

El rascacielos es el primero de una nueva tipología de edificios que integra un uso de torre de telecomunicaciones con estancias habitables. Realmente, solo las primeras plantas son habitables, quedando el resto reservado para la instalación de antenas y dispositivos de transmisión de datos. Por ello se rentabilizaría la construcción de una antena de telecomunicaciones, la cual necesariamente debe ser muy alta para dar servicio al área metropolitana de Valencia.

Edificio multimedia

La doble piel de vidrio serigrafiado de "La Llum" está equipada con pequeños leds luminosos con control individual que le permiten componer escenas e imágenes. De este modo las imágenes son capaces de manipular las formas y los espacios, confiriendo al conjunto un carácter etéreo, ingrávido e inmaterial. Los espacios físicos se mezclan con los espacios virtuales, y no se puede discernir donde finalizan los elementos arquitectónicos, y donde empieza la información visual. Se trata por tanto de un auténtico edificio multimedia, que cambia de aspecto y de color de acuerdo a las circunstancias.

Bioclimatismo y alta eficiencia energética

Se trata de un rascacielos bioclimático. Es decir, el edificio, por sus propias características arquitectónicas (por su doble piel de Vidrio con protecciones solares) y sin ningún tipo de gasto adicional, tiende a refrescarse en verano y a calentarse en invierno. Por otro lado, las exigencias puntuales en climatologías extremas son satisfechas mediante energías alternativas (bolsas de agua caliente y fría existentes en estratos subterráneos del edificio, energía solar térmica, solar fotovoltaica y biomasa).

Todas las estancias del rascacielos se refrescan -de forma natural- con una corriente de aire fresco que asciende por el núcleo central del edificio, y que es aspirada por "efecto chimenea" por la parte superior del mismo. El aire que recorre este núcleo central previamente se ha refrescado al haber recorrido galerías subterráneas bajo el nivel freático del terreno.

La calefacción bioclimática de las estancias se ha realizado igualmente de forma natural. La envolvente-invernadero de doble piel de vidrio con separación opaca de forjados permite en invierno calentar las estancias y el aislamiento del edificio. En verano la piel exterior se retira mediante unos dispositivos mecánicos controlados por sistemas de control domótico, permitiendo el sombreado de la piel de vidrio interior y evitando el recalentamiento del edificio.

   

Verano                                              Invierno

Características bioclimáticas:

Generación de calor:

Por medio del efecto invernadero proporcionado por la doble piel de vidrio que envuelve todo el edificio. Las láminas de vidrio de la piel exterior se abren en verano y las de la piel interior cambian su color impidiendo que pase la luz y permitiendo la ventilación natural.

La distribución del edificio se ha realizado para permitir que los rayos solares penetren hasta lo más profundo del edificio. Por ello, muchas oficinas interiores estan a un nivel intermedio de las oficinas exteriores.

Generación de frío:

Se ha diseñado un sistema natural de intercambio de calor con los pisos inferiores que están bajo el mar. Además, se ha diseñado un sistema de circulación de aire refrescado que recorre todo el edificio por "efecto chimenea".

Edificio Inteligente

"La Llum" ha sido diseñado pensando hasta el más mínimo detalle para que funcione de forma óptima Y que no se desaproveche ni el menor espacio posible.

Para completar la eficacia del propio diseño, el edificio dispone -de forma integrada- de un conjunto de instalaciones que lo convierten en un enorme edificio inteligente.

  • Las redes informáticas han sido diseñadas para facilitar al máximo el trabajo de los ocupantes del edificio y optimizar su calidad de vida.Todo el edificio queda bajo el control de los sistemas informáticos mediante un sistema operativo programado con tipos abstractos de datos, con el fin de realizar tareas del más alto nivel, con órdenes sencillas.

  • Todas las instalaciones del edifico están automatizadas de forma integrada: megafonía, sistemas de climatización, sistemas bioclimáticos de ventilación, mecanismos bioclimáticos, iluminación, control de accesos, ascensores, sistemas de seguridad, sistemas de auto-limpieza automática ...

  • Por supuesto, "La Llum" es un paradigma de la sociedad de la información, ya que dispone de todos los sistemas conocidos de transmisión de datos y telecomunicaciones. Además, existe un sistema de comunicación y control inalámbrico disponible para cualquier ocupante del edificio, que le permite comunicarse con cualquier parte del mundo y controlar cualquier aspecto del edificio, se encuentre donde se encuentre.

Flexibilidad Extrema

El edificio se ha diseñado de una forma tan flexible que puede adaptarse a las necesidades de cualquier empresa que estuviera ubicada en el mismo. Todo ello sin necesidad de hacer ningún tipo de reparación o ampliación de la estructura arquitectónica y de las instalaciones existentes.

Para poder lograr esta flexibilidad extrema el edificio se ha dotado de los siguientes subsistemas de instalaciones avanzadas, que lo convierten en "inteligente":

  1. Automatización de la actividad. Entendiéndose con ello que el edificio incorpora la infraestructura necesaria para dar soporte a la actividad que se vaya a desarrollar en el mismo. Así, incorpora todo tipo de tomas de alimentación, de transmisó6n de datos, audio, vídeo y de control, así como los dispositivos que sean necesarios para cualquier trabajador (fax. modem, o cualquier otro...), teniendo en cuenta incluso el diseño ergonómico, desde su puesto físico de trabajo, hasta el sistema operativo de los sistemas de procesado que vaya a utilizar. Todo ello unido e integrado por medio de redes locales y globales.

  2. Telecomunicaciones avanzadas. Entendiéndose por tales aquellas que permiten transmitir cualquier tipo de información multimedia (audio, vídeo, datos, señales cortas de control, ..) de la que se pueda hacer uso en el edificio.

  3. Automatización del edificio. Con lo que se pretende proporcionar la mayor autonomía funcional posible del edificio. Es decir, el edificio es capaz de controlar, por sí mismo, todas las instalaciones que pueda incorporar (seguridad, control de presencia, climatizaci6n; depuraci6n de aire; abastecimiento de agua; ascensores; iluminación; sistemas anti-incendios; apertura automática de puertas, ventanas, toldos, persianas,...) para que estas satisfagan las necesidades de sus usuarios.

  4. Flexibilidad al cambio. Lo cual es, desde mi punto de vista, el aspecto fundamental que define la "inteligencia" de un edificio. En definitiva, se trata de garantizar que el edificio sea capaz de satisfacer las necesidades de cualquier conjunto de usuarios diferentes que pueda albergar a lo largo de su vida útil. y esto queda mucho más clarificado con un ejemplo: si una planta de un edificio alberga en un determinado momento a una empresa concreta (por ejemplo, la editorial de un diario, con una tipología de oficina abierta, en paisaje, y con unas necesidades determinadas de infraestructura), y esta actividad se desplaza a otro lugar, lo que se pretende es que si la planta va a ser utilizada por otro tipo de empresa (por ejemplo, un bufete de abogados, con una tipología de oficina cerrada, en despachos independientes, y con unas necesidades de infraestructuras completamente diferentes), el edificio sea lo suficientemente flexible como para acomodar esta nueva actividad sin necesidad de modificar estas infraestructuras, ni de realizar ningún tipo de obras de albañilería.

Salud del Habitat y eficiencia laboral

"La Llum" ha sido diseñado para no producir ningún malestar a sus ocupantes, aumentando al máximo su grado de confort y bienestar (lo que se traducirá en una alta eficacia laboral), por ello se han elegido cuidadosamente los materiales y las tecnologías incorporadas, con el fin de no producir emisiones dañinas para la salud del hombre y la del planeta. El diseño saludable del edificio hace que los ocupantes se sientan como en su propio hogar, aumentando su eficacia laboral y acentuando el carácter de autosuficiencia de la ciudad vertical.

Sostenibilidad radical

"La Llum" ha sido diseñada bajo criterios estrictos de construcción sostenible, que le permiten integrarse perfectamente en los ciclos vitales de la Naturaleza. Se han utilizado 33 indicadores sostenibles para su diseño.

Flexibilidad funcional

"La Llum" ha sido proyectada para ser lo mas flexible posible y albergar cualquier modo de vida y de estructura laboral. Un restaurante se puede transformar en una oficina y viceversa, simplemente moviendo tabiques y trasladando equipamiento, electrodomésticos y sanitarios. Cualquier oficina puede aumentar o disminuir su superficie, en una misma planta o en varias. Y si es así, la contabilidad, suministro de energía, niveles de equipamiento, modalidad personalizada de suministros, etc... se realizará como si se tratara de una sola estancia, aunque la actividad se desarrolle en varias fracciones de espacio en diferentes niveles.

En este sentido, el rascacielos esta compuesto por una nueva tipología de hábitat: “la vivienda-lugar-de-trabajo”. Es decir una tipología arquitectónica extremadamente flexible, que permite trabajar en el mismo sitio en el que se vive, o vivir en el mismo sitio en el que se trabaja. La tipología ofrece un espacio de trabajo como antesala a los espacios de vivienda. Cada propietario puede ampliar o disminuir el espacio de trabajo o de vivienda a su antojo y de acuerdo a sus necesidades. Como el edificio es extremadamente flexible, ésta operación la puede hacer tantas veces como quiera, a lo largo de su vida, sin ningún tipo de molestia, debido a la extrema flexibilidad de los cerramientos internos y los equipamientos del rascacielos.

Fácil evacuación

El rascacielos ha sido diseñado para que pueda ser evacuado en pocos minutos en el caso de que ocurra cualquier evento que pueda poner en peligro la vida de las personas que lo habitan. Esto se ha logrado mediante el diseño del sistema jerárquico de ascensores, el diseño de las paradas de cada uno y su control mediante un sistema experto programado con información sobre las costumbres de las personas que lo habitan, así como su reacción al peligro.

Imposible de derribar

El rascacielos "La Llum" ha sido diseñado para ser difícil de derribar en el caso de generarse una explosión o impacto de aeronaves a gran altura. Su extremada delgadez a altas alturas lo posibilita. Por otro lado, el impacto de una aeronave en la parte baja no derribaría el edificio, ya el diseño estructural del rascacielos permitiría una redistribución de cargas por “efecto arco” alrededor de la perforación. Por otro lado, la parte superior del rascacielos es tan delgada que simplemente rompería las alas de una aeronave, mientras que el edificio permanecería intacto. En el caso extremadamente improbable que el impacto se realizara con el fuselaje de  aeronave (una probabilidad casi nula), solo caería la parte alta del edificio (no habitada) y las consecuencias no serian superiores a las que ocasionaría el impacto de la aeronave en el suelo de  ciudad.

Impacto visual positivo

De lejos, el rascacielos despliega un atractivo tremendo, y nos hace sentir que estamos frente a un rascacielos completamente diferente. El placer de contemplarlo rodeado de espacios verdes ofrece la idea de que su diseño se basa en elementos intrínsecamente humanos (fuego, sangre, esperanza, espiritualidad, anhelo, …).

Por otro lado, desde el punto de vista del peatón que se encuentre cercano al rascacielos, éste parecerá muchísimo mas bajo de lo que en realidad es. Ello se debe a que la parte alta del rascacielos es redondeada y muy delgada, por lo que las líneas visuales tienen una inclinación mucho menor de la que tendrían las visuales de un rascacielos más bajo, pero de gran volumen superior y cuadrangular.

Es decir, el rascacielos ofrece un impacto visual positivo, tanto de cerca como de lejos.

Sin duda un rascacielos completamente diferente…….

……. como construir la luz de una vela.

    Portal Colaborador

 

 

www.domoticaviva.com



2007-04-16

 




 

 

 

 


 

 

 

            Web

en DomoticaViva.com



Página Principal    |    Nuestra Tienda    |    Ultimas noticias    |    Entre en el Mundo de la Domótica    |    Solicitar Presupuesto    |    Anunciarse    |    añadir a favoritos

Noticias de Domótica y Nuevas Tecnologías

Inscríbase a DomoViva
boletín gratuito con toda la actualidad de las tecnologías relacionadas con Domótica

Introduzca su e_mail:    

  Alta Baja

La solicitud de ALTA significa la aceptación de:

Política de Privacidad   y   Condiciones de Uso

   
Desde 1.989 ofrecemos soluciones integrales de domótica a promotores,  inmobiliarias, hoteles y particulares.

Deje en manos de Domótica Viva SL  la responsabilidad técnica, nuestra ingeniería está a su servicio

CONTACTAR

www.domoticaviva.com                             Gracias por visitarnos                                         Domótica Viva, S.L.

Damos Vida a la Domótica que usted pueda necesitar

DomoticaViva.com cumple la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de datos de Carácter Personal

Copyright Domótica Viva S.L. - Todos los derechos reservados © DomoticaViva.com 2002